Aceptación el secreto de avanzar

Eres humano, aceptarse como tal eres es el secreto para seguir adelante

Llega un momento en el cual comenzamos una búsqueda hacia algo más profundo. De forma frecuente, esta inquietud suele surgir a raíz de un conflicto que se presenta en nuestra vida. Un duelo, una separación, un ciclo que se cierra. Alguna situación que nos golpea y nos despierta de un letargo, no sabes que es, pero sentimos un vacío difícil de llenar, interrogantes que requieren un cambio inmediato.

Comenzamos la búsqueda a través de libros, charlas, talleres que te brinden una luz en el camino. Coqueteas con disciplinas como el Reiki, Coaching, Mindfulness, meditación guiada, alimentación sagrada, lecturas de Tarot, Yoga, Numerología, Ángeles y un largo etcétera, con la intención (y creo que esto nos pasa a casi todos) de que algo en nuestra vida mejore. 

Eso sí, seguimos centrados en el afuera. Nos esforzamos por ponerlo en práctica inmediatamente, sonreímos, tratamos de dejar pasar discusiones, malas actitudes, guardamos incómodos silencios porque así pensamos que estamos aplicando efectivamente todas las técnicas aprendidas...

Cuando nos reunimos con otras personas, sacamos cualquier tema que tenga que ver con el último libro que hemos leído, la última técnica que hemos aprendido, e incorporáramos nuestros conocimientos a las personas que nos rodean. Tanto es así que considero que llegamos a hacer proselitismo. Esto es muy humano.

Pero de pronto, ese muro de contención que hemos levantado se viene abajo y perdemos esa conexión de la que tanto alardeábamos. Nuestra frustración aumenta, cuando sentimos que aquello que sabemos, que hemos aprendido, aquello que ciertamente hemos sentido, nos resulta muy difícil aplicar en nuestra vida diaria y de pronto nos vemos de nuevo desbordados por los problemas, reaccionado explosivamente ante pequeños detalles...  Descubrimos que la conexión se ha esfumado, y tenemos que aguantar con paciencia, a personas cercanas incrédulos de nuestro crecimiento personal, que con sorna nos digan... 
"Pero ¿tú no eras tan espiritual? ", "¿No eras un ser de Luz?"
O sencillamente te ponen a prueba para saber si realmente puedes aguantar tanto como crees (te lo juro que hay de estos)

¿Qué es lo que ocurre, para que cuanto más entres en temas místicos o de crecimiento personal, más conflictos parecemos atraer?  ¿Nos pone a prueba el Universo? ¿No hemos avanzado lo suficiente?

Creo que la respuesta se encuentra en que, cuando iniciamos nuestra búsqueda para encontrarnos a nosotros mismos, creemos que pasamos a ser espirituales, expertos en desarrollo personal, seres pacientes que se inmutan ante la adversidad, utilizamos con mucho orgullo la palabra resiliencia para definirnos como personas capaces de resurgir de las dificultades, esto está muy bien, pero…   nos olvidamos de que habitamos aquí en la tierra.  Deseamos hacer un cambio hacia afuera rápidamente sin aceptar como somos hacia adentro.

No podemos ser espirituales o personas con capacidad de gestionar nuestras emociones, olvidándonos que están ahí, tratando de dejarlas a un lado.  Somos UNO habitando en este cuerpo, con emociones, pensamientos, un cuerpo y un alma.  Queriendo ser perfectos, seres capacitados, avanzados en nuestro proceso de vida, pasamos a ser seres siniestros que sonríen de forma constante a los cuales no nos afectan los problemas. Pero por dentro nos morimos de miedo o frustración. Tratamos de crear una especie de escaparate, donde vendemos nuestra nueva imagen. Adoptamos múltiples personajes, que nos ayudan a sostener nuestro andar. 

En mi camino he descubierto que somos perfectamente imperfectos, puedes aprender lo que quieras, ir a cuantos talleres te apetezca, pero si aun así no te has aceptado, nada habrá valido la pena. Aceptarse es reconocer en ti, en una relación para contigo, como eres. 

Reconocer tus fortalezas, tus virtudes, pero también tus debilidades y eso, que no deseas que la gente sepa de ti. 
El solo reconocimiento de esto te brindará la libertad de aceptarte para después cambiar lo que desees.

Te invito a realizar el siguiente ejercicio: 

1.- Haz una lista de las cosas que SI has conseguido en el transcurso de tu vida. Puedes separarlo en etapas. En la niñez, en la adolescencia, tu juventud y tu adultez. 
2.- En la medida que escribes en una hoja o en un cuaderno. Prepara a tu lado otra hoja en blanco. 
3.- Cada vez que escribes lo que, SI has conseguido, si llegara un recuerdo, una palabra, una emoción, apunta en el papel que tendrás a tu lado, asegúrate de ir enumerando, un ejemplo: 
Hoja A... 1. He conseguido en mi adolescencia leer mi primer libro. (aquí me viene un pensamiento) anota en la otra hoja 
Hoja B.…1.- Gran cosa que conseguiste, si no sabes tanto como dices, y así toda la retahíla de pensamientos que vayan saliendo. 
4.- Cuando hayas terminado, descansa unos 5 minutos, sacude tu cuerpo, toma un vaso de agua, y vuelve a sentarte a leer lo que has escrito. 

Este es un ejercicio de aceptación, y compasión contigo mismo, sobre todo en esas palabras donde nos mal tratamos donde seguimos desde el resentimiento sufriendo por temas del pasado. 

Es un ejercicio muy potente, pero también te digo que salen muchas cosas. Si necesitas que te acompañe, no dudes en escribirme y concertamos una sesión para tratar lo que ya ha salido. Pruébalo, solo será un reconocimiento de tu verdad, que engrandece tu luz.

Clairet Reyes 
Agenda tu cita vía Skype 
o presencial a través de info@clairetreyes.com


Enlaces de temas interesantes a través de:




No mueras con tus muertos





¡No mueras con tus muertos!
Aunque el dolor ahogue tu voz.
Aunque las lágrimas no cesen de brotar.
Aunque no comprendas lo ocurrido…
¡Por favor!
¡No mueras con tus muertos!

Aunque algunos días no puedas tan siquiera levantarte.
Aunque la ilusión haya desaparecido de tu vida.
Aunque sonreír sea un esfuerzo… Te pido,
¡No mueras con tus muertos!

Aunque el llanto desgarre tu garganta.
Aunque no desees pronunciar palabra alguna.
Aunque tu ser amado haya partido sin haberse despedido.
Aunque fuese muy poco el tiempo a su lado transcurrido... Te digo,
¡No mueras con tus muertos!

Porque la vida continua, porque vivir vale la pena, porque todos tenemos un principio y un final aquí en la tierra… 
¡No mueras con tus muertos!

Nuestra esencia prevalecerá impoluta a través de este, el tiempo terrenal,
trascendiendo portales, superando barreras, 
esparciendo amor allí por donde va.
Porque nuestra esencia perdurara siempre... 
¡No mueras con tus muertos!


Vive, y agradece el corto tiempo que pasaste a su lado, deja que una pequeña parte de su esencia perdure en los buenos recuerdos.  
Vale la pena seguir,  retomar la alegría y la ilusión de estar vivos. 
Por ello... ¡No mueras con tus muertos!

Porque si permaneces aquí, triste apagado, llorando eternamente su partida, no estarás respetando su proceso de vida. 

Por eso te digo,  vive tu luto, honra tus muertos, son tus ancestros, tu pasado y tu ser amado,  pero… 
¡Por favor! ¡No mueras con tus muertos!



Clairet Reyes 


******

Agenda tu cita vía Skype 
o presencial a través de info@clairetreyes.com

Enlaces de temas interesantes a través de:

¿Eres lo que deseas Ser? o ¿Haces lo que deseas hacer?

Les ha pasado que de pronto se ven haciendo cosas y se preguntan...
¿Qué hago yo aquí? ¿En qué momento me dejé arrastrar a un lugar o una situación en la que sabía a ciencia cierta que no me agradaba estar?Pareciera, que las circunstancias van emergiendo de la nada, y que debemos aceptarlas sin saber o recordar que nosotros mismos vamos fabricándolas para algo determinado que no recordamos. Así, la vida se encarga de mostrártelo con un poco más de ruido, con algo que te haga conflicto para poder moverte.Es importante detenernos para observar en qué punto estamos, para conocer nuestras emociones, nuestros pensamientos, nuestras creencias, saber cómo actuamos ante determinadas situaciones, conociendo nuestras limitaciones, siendo honestos con nosotros mismos.


El problema es que a veces detenernos a pensar nos lleva a un estado ansioso,  cuando no conocemos las respuestas de hacia dónde vamos, y preferimos seguir adelante. 

Esto no está bien ni está mal, pero es bueno saber que, en algún momento de la vida, quizás cuando los años hayan hecho mella en ti y estés cansado, cansada muchas cosas que antes, en tu juventud no te importaba hacer, ahora ya comienzas a no tolerarlo.  No hacemos lo que pensamos, ni sentimos lo que hacemos. Nos damos cuenta de que deseas salir de dónde estás y no ves la salida. 

Esto provoca una crisis que te empuja a tomar decisiones un tanto arbitrarias, creándote desestabilización. Por ello, antes de que pasen muchos años, detente unos minutos cada día, para evaluar lo que ha sido tu día, si no te ha gustado, siempre se puedes comenzar de nuevo.



Hagámonos preguntas, cuyas respuestas nos lleven un poco más allá. Porque la vida cambia constantemente, igual que nuestra relación con ella. 



Es importante actualizar nuestra información, nuestro mapa mental. Una pregunta interesante puede ser ¿hacia dónde nos dirigimos? ¿Qué deseo hacer de aquí en adelante? ¿Cómo deseo vivir mi vida los próximos 2 años? ¿De verdad deseo estar haciendo lo que hago? ¿Estar con esta persona? ¿De verdad estoy haciendo lo que estoy pensando o deseando? Con estas preguntas quizás podrás encontrar respuestas mas concretas. 

Si te preguntas ¿Y ahora que hago, como lo hago? Las respuestas te quedas atascado en el bucle del conflicto que lo creó.  Es decir, construye tu mapa, acorta el camino ¿Qué quieres? Aunque no sepas como conseguirlo, hazte la pregunte ¿Qué quieres realmente? 

Realiza un listado de las cosas que deseas hacer, tener, sentir, como te gustaría caminar por la vida. Una vez hagas el listado, podrás establece prioridades. Enuméralos, y comienza a establecer un plan de acción, no tiene que ser el PLAN, son pequeño pasos, para conseguir X ¿qué pasos puedo dar ahora mismo? 


Son los pequeños cambios dentro de ti, mirar las situaciones desde otras gafas , lo que hace que la vida comience a tener color.


Hay personas que dicen que no puedes cambiar ciertas situaciones, es cierto, por ejemplo, cuando una enfermedad ya se ha posicionado de tu cuerpo, pues cambiemos la forma en como transitamos esos momentos, desde la observación, el aprendizaje será menos tormentoso. Quizás entonces lo único y más importante que puedes cambiar, es hablarle a tu cuerpo con amor, con ternura, establecer como prioridad tu sanación. Pedir ayuda, bajarle 10 al grado de intensidad. 


DESDRAMATIZAR las situaciones. 


 Ya es bastante intenso no tener la salud al 100 %, ayúdate rodeándote de gente con buena vibra, sal a dar paseos cortos, y si no es posible ve películas divertidas en casa, lecturas que te motiven. 

Vamos a darnos permiso para sentir, para ser, para decir que no, para decir que sí, para reposar y para sanarnos.


Pedir ayuda también es quererte.


Si la persona que esperas que te ayude, no lo hace (expectativa) te puedo asegurar que hay personas en tu camino que pueden hacerlo. Volver a ti, a tu genuino, masticando la vida, sin compararte con los demás, porque sino entraras en una barrena de frustración inalcanzable. 

SÉ TÚ MISMO. SÉ TÚ MISMA.


Clairet Reyes 
Agenda tu cita vía Skype 
o presencial a través de info@clairetreyes.com


Enlaces de temas interesantes a través de:







Registros Akáshicos, una amorosa puerta a tu serenidad



Hace un tiempo me preparé para leer los Registros Akáshicos (R.A.), en principio lo hice para mí, para poner en orden la información que recibía a través de los sueños o en el día a día. Cuando las personas me dicen que les da miedo y me preguntan ¿cómo lo hago? no tengo otra respuesta que decirles que lo hago desde mi esencia, desde el amor, porque los Registros Akáshicos son un amoroso proceso que te brinda serenidad, entendimiento y reconciliación con la información que traen y que tan solo a ti te pertenece.







¿Por qué tú no puedes leer tus Registros y yo sí?

Es una pregunta frecuente, y aunque no me la hagan les aclaro antes de comenzar ¿Por qué no ibas a poder leer una información que solo te pertenece? Por supuesto que puedes, la única diferencia es que por el ruido mental que tenemos en nuestro día a día, y nuestra incredulidad, no sabemos si un amoroso mensaje es de nuestra mente que se lo inventa, o es realmente una respuesta a nuestra pregunta. ¿Por qué yo, o las personas que estamos preparadas para ello podemos leerlo? La respuesta es muy sencilla, hemos tomado la decisión de forma amorosa y responsable en ese momento, de ejercer de canal para traerte la información que estas solicitando.


Pero veamos que son los Registros Akáshicos y cómo se accede a ellos.


La palabra Akáshico proviene del antiguo sánscrito de la India que significa sustancia energética de la cual emana toda la vida. El Registro Akáshico (RA) es denominado el libro de la vida, donde se registra toda la información del alma. Es como una gran biblioteca universal donde se guarda la información de todas las reencarnaciones y vidas de los seres.  También se le conoce como quinta esencia o sonido sagrado.

El archivo Akáshico es atemporal, quiere decir que no se rige por un tiempo lineal, sino que vibra en el tiempo circular, donde pasado presente y futuro interactúan continuamente. La lectura de los registros Akáshicos, permite el proceso acelerado de sanación del alma y del ser en todos los cuerpos y dimensiones y planos. Con la información de la lectura de tu R.A., tomas conciencia de tu Ser Superior, comprendes lo que hay que sanar transmutar, iluminar o simplemente saber.

En las lecturas de los Registros que he realizado, me doy cuenta de que la información llega de forma amorosa, sutil y con una vibración muy alta, así pues, brinda a la persona que lo recibe una sensación de paz y armonía. Cuando solicitas la apertura y lees tus registros, eres capaz de ver, que aquello que te atormentaba, realmente es un proceso de aprendizaje lleno de mucha luz y amor en tu vida. Desde esta conciencia, es mucho más fácil y conciliador caminar por la vida, siendo más empáticos con las personas que nos rodean, pero sobre todo contigo mismo. Hay una pieza de tu puzzle que se reordena.

Gracias a la invocación a la Divinidad, Dios, la Madre Tierra, El Universo, Tu Yo Sagrado (puedes darle el nombre que desees porque no son más que palabras y lo importante es lo que significa para ti) la información que te brindan hace que despierte dentro de ti, un amoroso proceso de entendimiento.
Muchas personas recuerdan la información que reciben, algo encaja como una pieza de puzzle que te muestra la belleza de la imagen, de tu camino, de la apertura a una nueva posibilidad.  Antes por los miedos, el dolor o emociones densas quizás no te han permitido hasta ahora escuchar, lo que a veces a través de señales te habían mostrado.

Las personas que solicitan la lectura de los Registros Akáshicos, es porque están preparadas para escuchar. Así también hay preguntas que no son respondidas, simplemente porque no es el momento que te sea dada. Llegará la información en el momento que corresponda, ni antes, ni después.

¿Qué preguntar y cómo?


Mi recomendación es que antes de solicitar la lectura, hagas una pequeña meditación o aquietes la mente. No te agobies con esto, es solo tener la intención de conectar con lo sagrado de ti.  En un papel escribe todas las preguntas que creas querer saber (aquí estará respondiendo tu mente). Cierra los ojos, realiza tres respiraciones profundas y lee nuevamente las preguntas, establece una prioridad en las mismas. Te darás cuenta de que dos o tres preguntas llevan al mismo lugar. Trata de obtener de todas, preguntas específicas, claras y directas.
En mi caso, leo los Registros en persona preferiblemente, vía Skype si estás fuera de España o bien a través de mail. El mail debes dirigirlo a preguntar directamente a tus Guías espirituales, como si hablaras con ellos.


¿Qué preguntas hacer y cuáles evitar?


El Amor es una pregunta que trato de evitar, pues ambas personas en su libre albedrío se han elegido el uno al otro, para un aprendizaje, o por un acuerdo previo. Sin embargo, puedes preguntar acerca de ti con relación a una persona, pero no puedes acceder a la vida y voluntad de la otra persona. Los Registros son solo de tu vida y tus memorias. Por ejemplo, podrías preguntar:

En la relación que mantengo con... 
¿qué tengo que aprender, saber, dejar de saber, ver...? ¿Por qué me es difícil comprenderle?

Se recomienda preguntar acerca de esta vida, si existe alguna información que sea relevante de otras vidas, te la brindaran de la misma forma.

En la apertura de los Registros Akáshicos llega mucha información, así que te pido que se hagan tres preguntas como máximo, por ello es importante que escojas las principales. La información resonará en ti de forma maravillosa y se abrirá una puerta a través de la cual comenzaras a ver con más claridad.

Si estas interesado en la lectura, puedes escribirme a través del correo electrónico info@clairetreyes.com en este mail solo tengo acceso yo, así que en confianza puedes escribirme.  Te enviaré información que necesites y acordaremos una cita para saber cómo, cuándo y dónde podemos realizarlo y comenzar tu proceso sagrado.

Recibe un abrazo de luz.


Clairet Reyes 
Agenda tu cita vía Skype 
o presencial a través de info@clairetreyes.com

Enlaces de temas interesantes a través de:







Amor Niño interior

Sabias que...

La fotografía que tanto se usa en las redes sociales haciendo alusión al Niño interior es una escultura gigante de unos 18 mts de alto, del escultor, forjador y diseñador ucraniano (Ucrania Europa del Este) Alexander Milov, la cual presentó en el Festival "Burning Man" que se celebra en Nevada Estados Unidos.

La escultura hecha de alambres tiene dentro dos niños brillan cuando se hace de noche y los alambres se desvanecen por la luz de su interior. ¡Hermosa! Para mí muestra el conflicto del Yo adulto que nuestro niño interior no comprende.


El artista del “Amor” explica su obra:
“Demuestra un conflicto entre un hombre y una mujer así como la expresión externa e interna de la naturaleza humana. Su Yo Interior aparecen en forma de hijos transparentes, que están sosteniendo sus manos a través de la rejilla. Cuando va oscureciendo (con la caída de la noche) los niños comienzan a brillar. Este brillo es un símbolo de pureza y sinceridad que une a la gente y le da la oportunidad de hacer algo cuando llegue el tiempo de oscuridad “. Alexander Millov



Recuperar nuestro niño interior para sanar sus heridas, es nuestra amorosa responsabilidad como adultos.


Clairet Reyes 
Agenda tu cita vía Skype 
o presencial a través de info@clairetreyes.com


Enlaces de temas interesantes a través de:


"EL CÚRALO TODO" - CONNY MENDEZ



Este texto es extraído del libro de Conny Mendez, Metafísica Volumen II. Conny Mendez era escritora, ensayista entre muchas otras virtudes, y sus libros han sido difundidos a nivel mundial.
La metafísica (mas allá de lo físico) es una de las muchas herramientas que dieron el inicio al conocimiento del poder de la mente. En la actualidad existen muchas disciplinas que llegan al mismo punto donde doña Conny Mendez deseaba llegar, la conciencia en aquello que pensabas te permitía recuperar el poder de tu vida.

Aquí el poderoso ejercicio de estar presente a través del púlsar de tu corazón.


Te voy a hablar en palabras muy "sencillas", lo cual significa que lo vas a comprender y aprender en menos de un minuto, o sea, en el tiempo que tardas en leer esto, y te advierto que esta medido por el reloj. Además, te advierto que te va a encantar y vas a desear enseñárselo a todo el mundo para que sea feliz.

En el lenguaje Metafísico autentico lo llamamos El Latido Universal, pero llámalo tu  "El Cúralo Todo”, porque vas a notar que te cura el mal que te esta afligiendo, bien sea enfermedad o problemas, situación, circunstancias o lo que sea, lo cura todo y no solamente a ti si no a todo aquello que mires en otro, como un defecto, un vicio, etc. No importa que se trate, no importa lo que ande mal, “El Cúralo Todo" todo lo arregla.

Bueno ahora vas a mirar el reloj para que sepas en cuanto tiempo aprendes el tratamiento o en cuanto tiempo lo haces. Es un tratamiento y lo llamaremos el "remedio" o la medicina, como tú prefieras. 

Vamos pues:
En el mismo instante en que tú te sientas mal; o en el mismo instante en el que se te manifieste un problema; o en el mismo instante en que lo veas en otro ... toca el pulso. Esto se hace colocando la yema de tus dedos pulgar sobre la muñeca del brazo opuesto tal como lo hace el médico, hasta que sientas el latido de tu corazón. Quédate unos momentos gozándolos  porque es agradable. Este es el primer paso.

Nota: puedes tomar tu pulso como habitualmente lo hagas, no te detengas pensando silo haces bien o mal, se trata de sentir tu latido. 

El Segundo paso es pensar un poquito; Bien  ¿Y de dónde viene de mí ese latido? ¿Qué lo produce? trata de contestarte esas dos preguntas tú mismo,  porque fíjate que tú no estas atado a ningún otro ser, ni estas enchufado a la electricidad, ni estas sembrado en el jardín. Eres libre e independiente y si estuvieras suspendido en el espacio, siempre seguirías sintiendo el latido de tu corazón.

El tercer paso es decir en alta voz:

"Padre nuestro te invoco a la acción"  (tres veces)  y ahora dices: 
"Gracias, Padre, porque me has oído"

Y ahora te vas, no pienses más en la enfermedad o en el problema. Repite el remedio "El Cúralo Todo" tres veces tal y como te lo ordena el medico, ya tu sabes cuanto tiempo te toma. Espero que no se te olvide chequear el reloj.

No me creas... Solo ensayalo.  No pierdes nada. Si, ya se... me vas a decir que cuantos se toman el pulso al sentirse mal y no se les quita lo que les molesta. Es autentico. Pero nadie goza tomándose el pulso primeramente. Por lo general, lo hacen con gran temor de encontrar que lo tienen demasiado rápido. 

Segundo: al instante declaran con gran convicción  " estoy enfermo" "estoy malísimo", eso es lo que llamamos un decreto, y si lo estoy decretando,  no tiene más remedio que manifestarse.

Cuarto y ultimo:   Lo que si se le ocurre es invocar al medico y llenarse el cuerpo de cosas química. 
La gran diferencia consiste en mantenerse tranquilo, pensar en las cosas buenas y positivas como la vida, la salud, etc... Y hacer la invocación.

A las personas mas adelantadas, quienes ya conocen la maravilla Metafísica, le recomendamos que piensen que ese latido significa vida, salud, fuerza, equilibrio, armonía, paz, etc... Y que todo el mundo esta recibiendo las mismas condiciones. Por eso agregamos las gracias.

Nota: 
1.- Este ejercicio fue extraído de una publicación que leí de CONNY Méndez, no me pertenece, solo estas notas son de mi propiedad. 

2.- Para las personas que tengan un patrón mental que rige su vida, no se trata de medicina, ni de como toman los médicos el pulso, se trata de que consigas algo tan sencillo como conectar con esto que te mantiene vivo, que es automático, y del cual a veces no somos conscientes...  como es,  que en cada latido existe la vida dentro de ti, y no fuera de ti. 

3.- Este ejercicio no sustituye, ni médicos, ni tratamientos médicos. Vivimos en este planeta tierra y convivimos con circunstancias que nos hacen enfermar. Continua tu tratamiento, ve a tu medico, pero hazlo al mismo tiempo, tu cuerpo recuperará el equilibrio más rápidamente. 

4.- Este es un ejercicio que te regresa a ti, una Herramienta que puedes usar. Pero recuerda, si tienes un martillo y un clavo y no usas las manos, no podrás accionar la intención. Intención sin acción es ilusión. Es muy importante que tomes la "decisión"  de hacerlo, y decidir es que tu mente, tu cuerpo y tu espíritu lo hagan al mismo tiempo. 

Respira profundo y toma la DECISIÓN de tener el mando de tú vida. Feliz camino.

Un abrazo de luz. 


Clairet Reyes 
Agenda tu cita vía Skype 
o presencial a través de info@clairetreyes.com


Enlaces de temas interesantes a través de:


De la vida y la muerte


Hace unos días leí que la muerte no existe tal cual la vemos, el artículo se extendía en una explicación cuántica de cómo estamos desplegados en que presente pasado y futuro coexisten al mismo tiempo.

"La muerte no existe tal cual la vemos" ... He pasado muchos años de búsqueda. Hace mucho que voy hacia adentro, encontrándome, observándome, realizando un trabajo de hormiga Miga a miga, he ido comprendiendo pequeños detalles de lo que llamamos vida. He estado en muchos talleres, he leído a grandes maestros, he escuchado muchas conferencias, he conversado con grandes profesionales. Mi recorrido no ha sido en vano, me doy cuenta en cada conflicto, he compuesto mi particular caja de herramientas, que en esos momentos me es tan útil para no venirme abajo, o simplemente levantarme un poco antes.

Pero no hay, no existe, una herramienta que funcione de manera efectiva, en una situación tan dolorosa como es la partida de un ser querido.

La teoría me la conozco... ¡Trascendemos! ¡No somos este cuerpo! ¡No te preocupes que todos nos veremos de nuevo! ¡Esta con Dios! ¡Un ángel más en el cielo! y un sin fin de palabras más. 

Todos buenamente desean colaborar para aliviar tu dolor. Pero en esos momentos, no deseas escuchar, no es que no comprendas, no es que no agradezcas, no es ni siquiera que no lo desees, es que existe algo más fuerte que tú, y que se expresa físicamente, en un llanto que te desgarra el alma. O así lo he sentido.

En un momento de dolor, de perdida, ese desapego cuando se trata de un ser amado, es tan desgarrador, que deja una herida... ¿Sabes, ese momento en que das un golpe, y alguien se acerca y no deseas que te hablen, hasta que se alivie? Pues es similar sino igual.

En el dolor, ante la partida de un ser amado, no hay herramienta que lo sostenga, no hay explicación valida, no hay libro que lo explique, los grandes profesionales podrán describir nuestras emociones, y nuestro estado físico y social, pero solo el que lo ha pasado, padecido, y trasmutado, puede saber de qué hablo. El que no lo ha vivido, por mucho que se esfuerce nunca podrá comprender y  explicar. Se quedará en lo superficial, en lo que cree interpretar, en lo que observa. 

"La muerte no es tal como la vemos" es una frase extraída de un contexto muy amplio de científicos. Si, está bien, gracias por ello, pero en el momento de mi dolor, de tu dolor, en esos primeros días, esos primeros meses, lo que deseas es mandar a la mierda a todo el que científicamente, religiosamente, místicamente, te quiera dar consuelo.

Entiéndase, es una fase, así que he llegado a varias conclusiones, y te digo que esto es un estudio realizado en observación a mí mismo proceso que quizás pueda servirte para ti, pero comprenderé que también desees mandarme al mismísimo carajo, porque mi dolor y el tuyo no es mismo. Nunca será el mismo. nunca sufrirás igual que yo, tu luto y mi luto quizás se encuentren en un punto, pero todo lo demás es diferente, lugar, personas... lo que si te aseguro, es que llegaras conmigo a un pequeño punto en común, no hay herramienta en ese momento... después si, después, después, después, después cuando tu dolor y el tiempo se dan la mano,  pareciera que entonces aminoran la marcha quedándose atrás para alcanzarte cuando menos lo esperas.

Mi conclusión después de haber perdido a mis 56 años a mis abuelos, mis tías, mi madre, mi padre, mi marido y recientemente mi hermoso hermano pequeño:

- La muerte no es como la vemos, simplemente si existe la vida existe la muerte, principio y fin, dualidad, hablo de este plano físico, humano, terrenal. Para poder comprender, trascender, superar la pérdida de un ser amado, debemos aceptar que somos humanos.

- Por muchas herramientas que manejes, por muchas técnicas que desarrolles, por muy iluminado que estés, debes, y aquí lo entrecomillo "DEBES" primero reconocerte humano, llorar la perdida, no intentes comprender, no intentes hacer técnicas para superar, solo acepta que sufres como un ser humano que eres, llora, enfádate, reniega... haz lo que quieras, pero acepta que eres un humano que sufre en un momento determinado.

- Acepta las emociones que te vienen, estas triste, has perdido a alguien que amabas, había un vínculo entre los dos, y esto es lo que hay. 

- No te pongas un tiempo para terminar tu luto, tu tristeza y tu dolor. Tomate el tiempo que consideres necesario, cuando te permites dejarte estar, aceptarte tan humano como eres, en esa mediad vas a avanzar más deprisa.

- Si piensas que necesitas ayuda, solicítala, no te avergüences de ello, no creas que porque otros salen solos tu también puedes, simplemente solicita la ayuda, un psicólogo, un terapeuta, un Coach que te acompañe a gestionar tus emociones.

- Hay personas bienintencionadas que te invitan a salir, a divertirte para amortiguar la tristeza, craso error, solo si te sientes capaz y te apetece realmente puedes salir, pero sino, da las gracias y has algo más calmado, una salida al cine, un café con una amiga amigo, una película en casa. Estar rodeado de gente, que no comprende cómo te sientes puedes conseguir el efecto contrario, ya que intentaras sonreír cuando lo que deseas es llorar o viceversa. Nuestro estado de ánimo pasa de un lado a otro muy frecuentemente.

- Busca un anclaje que te ayude a sostener este proceso, tus hijos que te aman, un proyecto, amigos que te quieren, Dios, los Ángeles, el Universo, la religión, la vida... algo por lo que vale la pena sonreír y seguir adelante.  Esta búsqueda hacia afuera será mientras recobres tu fortaleza. 


La muerte y la vida son principio y fin, pero quizás ambos sean continuidad. A mi me da tranquilidad saber, creer, sentir, que nuestra esencia permanece en cada uno de nosotros, que todo seguirá en un momento determinado. Busca lo que te brinde serenidad. Encuentra un camino que te de paz aunque se por pequeños lapsos de tiempo. Una música, un amigo, un parque, un paseo, tu mascota. 



Y lo que si te puedo asegurar es una cosa por experiencia, llega un momento en que el dolor se convierte en tristeza, para luego convertirse en nostalgia. Es necesario para poder continuar, pero es un proceso que tiene su tiempo. 

Te envío un abrazo de luz. 



Clairet Reyes 
Agenda tu cita vía Skype 
o presencial a través de info@clairetreyes.com


Enlaces de temas interesantes a través de:


Conectando con la Sincronicidad